Pasteleria para regalar y celebrar la vida

Sobre Mí

Soy Iris, RINCÓN DE DULCES nace del amor por la comida casera, natural y auténtica. Esa de todos los días, que despierta la memoria emotiva y trae el aroma inolvidable a bizcochuelo, pastafrola y pan casero de una merienda hogareña.





Después de ejercer algunos años mi profesión de Contadora, las ganas de llevar mi energía por el camino de la Pasión me dió la fuerza para empezar de nuevo y apostar a transformar completamente mi rutina. De oficinas a batidoras !




Cocinar, crear, disfrutar, compartir y cuidar, son todos los ingredientes que ponen en marcha este sueño de hacer PASTELERIA Y PANADERIA íntegramente ARTESANAL. 





Detrás de cada receta hay una historia, mucho aprendizaje y muchos ingredientes que son mi principal inspiración. 


Creo que alimentar es un gesto de amor que empieza desde el trabajo en la tierra, por eso mi prioridad es el uso de azúcares, huevos y frutas de producción agroecológica. Una manera de producir que cuida la naturaleza y la vida de todxs produciendo sin agrotóxicos. 


Mi trabajo y dedicación es 100% ARTESANAL, elaboro todo a mano y a pedido para garantizar la frescura. Sigo recetas tradicionales y otras nuevas que voy recreando y que también comparto. Siempre con ingredientes frescos y naturales, sin colorantes, aditivos, saborizantes ni conservantes artificiales.




La pastelería también puede formar parte de una alimentación sana si se consume equilibradamente y se elabora con ingredientes 100% naturales. Así lo recuerdo, así lo quiero transmitir y compartir.




Por más cocina CASERA, NATURAL, IMPERFECTA Y LIBRE.

Mi carrito